Click acá para ir directamente al contenido
REPORTAJES ESPECIALES

"Me preguntaron si eso se pegaba": así es vivir con autismo en Talca

  • Lunes 9 de diciembre de 2019
  • 18:45 hrs
  • Autor: Diego Arrieta
Las imágenes son de Bárbara Ramos Moya.

Las imágenes son de Bárbara Ramos Moya.

Carolina Gutiérrez, madre de dos niños TEA, reveló cómo es vivir en una sociedad que poco conoce el tema y cómo es luchar en una ciudad donde la discriminación está a la orden del día.

En el corazón del barrio oriente de Talca vive Carolina, madre de Francisco (9) y Nicolás (12), ambos diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Cuenta que, en el caso de su primer hijo, nunca notó la condición hasta que lo llevó al médico por un resfriado cuando tenía tan solo tres años de edad.

“En ese momento, el doctor me dijo que él tenía un acento diferente. ‘Él es mexicano’, me dijo. ‘No’, le dije yo. ‘Él es chileno’. ‘Entonces tiene síndrome de Asperger’. Nadie sabía en ese tiempo lo que era. Incluso, yo busqué en internet para saber qué era”, comenta Carolina.

Asegura que, en ese momento, el doctor se convirtió en un apoyo fundamental porque los “derivó de inmediato al Centro de Salud Mental Comunitaria (Cosam)”. Ahí, recibió la ayuda de un equipo multidisciplinario conformado por psicólogos, psiquiatras, terapeutas y otros especialistas. “Lo bueno es que me lo recibieron al tiro porque uno tiene que someterse a la lista de espera”.

En el trayecto, cuenta Carolina, descubrieron que su hijo menor también presentaba esta condición. “Fue difícil porque él no hablaba nada, habló a los cuatro años (…) Solo gritaba, lloraba todo el tiempo y no sabíamos qué era lo que tenía realmente”.

En este sentido, Gutiérrez hizo un llamado al Hospital Regional de Talca ya que, según su experiencia, la institución “tramita demasiado para dar un diagnóstico. Entonces, todo ese tiempo que uno pierde de terapia es perjudicial para lo niños”.